Hemos bajado un 40% los precios por liquidación de stock. ¡Aprovéchalo!

(Mil) Maneras de consumir

Existen muchas maneras de consumir y existen muchas maneras de producir. Se puede llegar a vivir de forma que cubramos nuestras necesidades y al mismo tiempo seamos respetuosos con el medio ambiente y justos con las personas que están detrás de lo que consumimos.

Sin embargo, esto parece una misión imposible; parece difícil dar con esa compañía de luz que explique lo que hace y que apueste todo por las energías renovables, nos cuesta encontrar la manera de alimentarnos de forma ecológica, sana y alejada de las súper producciones transgénicas. No sabemos que existen asesorías legales, bancos, centros de psicología en los que priman las personas, la transparencia, el espíritu cooperativo y colaborativo.  Podemos pensar que no existe una industria textil que utilice materiales no contaminantes y una cadena de producción cuidadosa, artesanal y justa con sus trabajadores/as.

Pues para que podamos dar con todo ello existe el Mercado Social, que los días 23 y 24 organizó su V Feria de Economía Solidaria de Madrid. Fueron dos días de debates, encuentros, talleres, descubrimientos y toma de conciencia acerca de formas alternativas de consumir, vender, comprar… y vivir. Esta edición giró en torno a las economías feministas con intención de criticar el modelo actual, de valorar el trabajo no remunerado, el trabajo reproductivo que tiene lugar en los hogares en los que se producen bienes y servicios que sostienen la economía hegemónica actual. Se trata de impulsar proyectos de emprendimiento que incluyan una visión feminista, social y solidaria.

Nyeleti estuvo allí presentando nuestros productos con telas africanas junto con otros/as compañeros/as que apoyan y creen en la posibilidad de una moda sostenible. REAS, Red de Redes de economías solidarias nos ofreció la oportunidad de tener un expositor en el que disfrutamos durante dos días de lo que el Mercado ofrecía.

Nos encantó hablar con cada persona que se acercó a nuestro stand de colores africanos y plantas, poder explicar qué es Nyeleti, ver sonrisas cuando se acercaban a la explosión de color de nuestros productos y poder intercambiar opiniones, recibir feedback y muchas enhorabuenas por el proyecto.

Nuestra primera experiencia offline fue tan positiva que el agotamiento físico no nos frenó para seguir buscando más ocasiones en las que acercar nuestros diseños a la gente.

Por cierto, así quedó nuestro stand con soportes cedidos por la red de apoyo al emprendimiento Impact Hub Madrid.