Hemos bajado un 40% los precios por liquidación de stock. ¡Aprovéchalo!

Nace Nyeleti, el nuevo eCommerce con telas africanas

Aunque la idea de traer a España las coloridas telas africanas (y con ellas, la esencia de Mozambique) nos rondaba desde hace años, vamos a decir que Nyeleti nació cuando le pusimos nombre al proyecto. Eso fue en el mes de febrero de 2017.

Fue entonces cuando recibimos en Madrid un primer envío de bolsas y cojines para enseñar y vender fuera de nuestros grupos de amigos y familia. Este paso fue realmente complicado.

Bolsa de tela africana de Mozambique: Inhambane

De primeras parece que los productos no van a pasar esa primera línea de familia y amigos, quienes sabíamos que les gustaban nuestros diseños. Sin embargo, poco a poco, y simplemente moviendo fotos a través de Whasapp, nos fueron llegando encargos: “Mi amiga quiere una bolsa”, “Me piden unos cojines vuestros”…

En el mes de abril abrimos la cuenta de Facebook. ¡Nuestra primera ventanita al mundo! En pocos días conseguimos llegar a personas desconocidas que empezaron a seguirnos. Se interesaron por nuestros productos elaborados partir de capulanas (telas de Mozambique) que llenaban de color la red social.

Al mismo tiempo, entramos en Instagram, plataforma estrella para lucir nuestras creaciones. Aquí tuvimos la suerte de contar con la ayuda del fotógrafo Diego Rueda Matesanz, que supo captar el alma de Nyeleti y combinó nuestros diseños con la naturaleza tropical que nos brindó el Invernadero del Palacio de Cristal de Arganzuela.

Gracias a Manzana Web nuestra página web fue tomando forma hasta llegar al diseño sencillo, claro y limpio que buscábamos, en el que destacasen las imágenes de los productos.

Hacer una tienda online implica tomar un sinfín de decisiones previas antes de ponerse con el diseño o los propios textos de la web. Desde cómo queremos que se nos conozca o qué tipo de atención vamos a ofrecer, hasta elegir una plataforma de pago, una empresa de mensajería y gestionar el almacenaje de stock con un buen inventario.

El estreno de la página fue otro momentazo: ¡Exisitimos! Ya nos podían comprar. Y ya podían acceder a todas las historias que hablan sobre Mozambique y dotan de sentido al proyecto.

Y así terminó el verano, con una web y tienda online a estrenar, con nuevos productos, dispuestas a llenar de color calles y casas de todo el país y con ganas de seguir aprendiendo de esta aventura del emprendimiento.